martes, noviembre 07, 2006

Quienes nos informan

Recuerdo siempre la célebre frase que dice "quien vigila a quienes nos vigilan". Podríamos decir entonces "quien vigila a quienes nos informan".

Soy un Licenciado en Comunicación Social recibido hace poco, y como tal sufro y sufrí muchas cosas que nos pasan en el ramo. NO hay trabajo porque las empresas no nos toman en cuenta, y si es así, no toman nuestro trabajo en serio y nos emplean en situaciones precarias, sin contratos, etc. Actualmente estoy terminando una pasantía que es algo que me permite mantenerme pero con lo justo.

Gente como yo (y como otros muchos que conozco, que han tenido mejores notas y más experiencia en muchos temas), ¿cómo consiguen trabajo en los medios? Pues no lo consiguen. Los medios locales de mi amada ciudad de Rosario, Argentina, son una criatura endogámica en donde se sufre entrando a base de pasantías bastante precarias por lo que me dicen. Uno dirá que es normal, que en todas partes hay que pagar derecho de piso. Pero eso es una cosa, y otra tener jefes que maltratan, no tener derecho a aportar para una jubilación (algo que las pasantías no tienen), reglas arbitrarias, nepotismo, y muchas otras cosas que me han contado de primera o segunda mano gente de mi confianza que ha intentado entrar en esos círculos.

¿Y qué decir del resto de los medios de la Argentina? Ya de por sí la televisión es más que mediocre. Tal vez me digan que Crónica TV es amarillista, pero al menos uno sabe que ese canal es así. Otros, como TN, tienen un aura de seriedad que no se corresponde. Como Comunicador Social, historiador aficionado, persona culta y conocedor de la historia y el armamento militar, los he visto fracasar una y otra vez en dar las noticias como corresponde.

¿Podemos confiar en personas que ni siquiera saben pronunciar debidamente la palabra OAXACA cuando informan sobre los importantes eventos que allí pasan? Supongo que ellos dicen MEKSICO cuando hablan, porque ya escuché que tanto en TN como en radios de mi ciudad dicen OAKSACA. Si no saben pronunciar ni el nombre de los lugares o personalidades de la noticia, mal andamos... Esas son las mismas personas que inventaron el gentilicio "jamaicanos" para las Olimpíadas de hace unos años, para referirse a los nativos de Jamaica, que son jamaiquinos.

Recuerdo que una vez me comentaron que los canales no pueden permitirse el contratar a expertos en política internacional porque estos expertos suelen ser caros. Y como esos temas no siempre son noticiables, entonces los contratan cuando hay vientos de guerra o cuando hay eventos particularmente importantes.

Eso es lógico, pero, ¿qué pasa con los supuestos expertos en otras áreas? Los que están frente a las cámaras de TN apenas pueden articular un discurso sin incurrir en errores o mandar cualquier cosa al aire. No todos, claro, como siempre hay algunos buenos o muy buenos, y rescato al señor Repeto que como digo, es un señor y un pedazo enorme de profesional. Pero el resto ni parecieran tener el título de locutores.

Este canal es tan malo que más de una vez los he visto relevando noticias de color como campeonatos de aviones de papel cuando el mundo estaba al borde de una guerra. Y ni para eso eran buenos profesionales, porque al dar la noticia de color no tenían a manos los nombres de los lugares o personas involucrados, o se reían de los nombres mal pronunciados, o... La lista es muy poco profesional.

Mientras tanto, gente como y otros mucho más capacitados (aclaro que a mí no me interesa particularmente estar en un medio, pero lo haría eventualmente si tuviera la oportunidad) no encuentran trabajo dentro de semejante selva de personas que deben tener su título de algo, pero no saben ejercer.

Y esto no tiene que ver con un exceso de seriedad o un formalismo extremo. Las noticias se pueden dar de manera informal pero con un contenido serio. Veo a veces a la mañana las noticias de América TV, canal que no me gusta, y me parecen correctas. CNN tiene segmentos de programas en donde los conductores se hacen bromas o comentarios sueltos, pero al dar la noticia tienen los datos en frente y saben decirlos.

Otra cosa es que se pierdan cinco minutos cargándose porque tal equipo le ganó a otro, o haciendo malos chistes sobre noticias ridículas o nombres de personas. O que al llegar al momento de dar una noticia, bajen la voz para no dar un nombre que no tienen o no saben pronunciar, o den un rodeo para armar una frase inverosímil porque no pueden armar lo que van a decir dos segundos antes. Recuerdo que en una materia de la facultad uno tenía que pasar una prueba hablando un minuto seguido, sin pararse, sobre un tema X, hilando las frases de manera coherente. A ellos no los aprovarían ninguno de los profesores que tuve en ese ámbito. Una cosa es que sean informales, y otra que todos los días haya muchos momentos de silencio al dar las noticias: eso quiere decir que alguien está MUY distraído y deja pasar los segundos sin ponerse a hablar.

A eso hemos llegado. Ya ni dar las noticias.

3 comentarios:

barricada oaxaca dijo...

Te sugiero el blog:

http://barricadaoaxaca.blogspot.com/

Ojalá te sirva.

N. dijo...

Lo más divertido del asunto es que te molesta la actitud semi-ignorante de los demás, y vos escribís "aprobarían" con "V". El muerto se ríe del degollado.

Si el crítico es burro, ¿sus críticas son burradas? Se abre el debate. Suerte igual, sobre todo con lo de escritor. La ignorancia es algo que también a mí me fascina. ¡Pero no me camuflo en ella tan bien como vos!

Capitán Hidalgo dijo...

Lamentablemente no ha entendido nada. Es una verdadera pena que la gente se odie así.