martes, junio 30, 2009

El récord de velocidad con un avión de hélice

... fue una de las grandes carreras tecnológicas del siglo. Sobre todo durante la Segunda Guerra Mundial, en cada conflicto bélico se intentó subirlo, pues para un caza la velocidad es un factor muy importante.

En 1906, el brasileño Santos-Dumont logró poner la marca en 40 km/h. Durante las siguientes décadas, diversas copas y campeonatos llevaron a muchos aventureros a seguir elevando la marca. En 1913, Marcel Prevost llegó a los 72,6 km/h.

Durante la Primera Guerra Mundial, si bien no había competencias internacionales ni nada similar, los avances en materia de motores, aerodinamia y otras áreas relacionadas elevaron enormemente la velocidad de los aviones militares. Primero usados como observadores para la artillería, luego como cazas y finalmente como bombarderos, la velocidad (sobre todo la de trepada) se convirtió en un factor importantísimo, porque el avión más rápido podía maniobrar y acercarse a sus oponentes más fácilmente, y en caso de emergencia, el escape también era más accesible.

Finalizada la guerra, la búsqueda de velocidad continuó en manos de pilotos retirados o nuevos, que tomaban aviones militares ya en desuso o construían otros nuevos con el fin de batir récords. Se crearon además numerosos premios internacionales y carreras de todo tipo, incorporándose la categoría de los hidroplanos.

Fue en ésta en donde se lograron los resultados más impresionantes. El récord de velocidad en 1931 ya estaba en 547,633 km/h, cifra lograda por el teniente británico J. N. Boothman (a bordo de un Supermarine S.6B, un hidroavión del cual luego se derivó el famosísimo Spitfire). Los ingleses se hicieron así acreedores a un premio especial, al haber ganado tres veces consecutivas el Trofeo Schneider (anteriormente lo hicieron en 1927 y 1929).

Sin embargo, en esta selecta categoría, los italianos alcanzaron poco después un record que duraría varios años, alcanzando su Macchi MC 72 la escalofriante cifra de 704 km/h. Este record se logró el 23 de octubre de 1934, pero antes, el mismo equipo había logrado récords que ellos mismos continuaron batiendo. Aunque otros aviones de pistón le sacaron el récord absoluto pocos años más tarde, el MC72 continúa siendo hoy día el hidroplano de hélice más rápido del mundo.




Para ese entonces, los proyectos ya estaban patrocinados por los gobiernos europeos, embarcados en una secreta carrera armamentística. Ya en 1937, el caza alemán Me-109, tal vez el más famoso avión de la Segunda Guerra Mundial, dejó la marca mundial en 610,95 km/h, dejando atrás a la marca lograda por Howard Hughes en 1935 (567,115 km/h) con su Racer H-1. Sin embargo, ya no eran aparatos de serie, sino que tenían modificaciones en los motores, que solamente vivían unas horas a causa del esfuerzo.

Embarcado en una carrera entre empresas, luego Heinkel logró subir la marca a 746,606 km/h con el He-100. Pero Messerschmitt contratacó con el Me-209, diseñado ex-profeso, que el 26 de abril de 1939, con el piloto Fritz Wendel a los mandos, logró llegar a los 755,138 km/h. A pesar de utilizar un pequeño "truco" (el avión despegó a 500 metros del suelo, por lo que la presión atmosférica era ligeramente menor), el récord duró 30 años.

En ese momento Darryl Greenmayer, un piloto de SR-71, compró un viejo caza F8F de la US Navy (que podía llegar a los 677 km/h). Luego de modificarlo, el 16 de agosto de 1969 despegó desde la base aérea de Edwards y logró los 782,463 km/h. Más tarde, en 1979, Steve Hinton, a bordo de un P-51 Mustang modificado logró los 803,138 km/h. Finalmente, en 1983 Frank Taylor, otro piloto estadounidense, marcó 832,12 km/h, que sigue siendo el récord actual.

Se puede agregar además, que Greenmayer se apuntó en 1977 el récord de velocidad a baja altura, aunque con un avión a reacción: voló a 1.590 km/h a menos de 150 metros sobre un lago seco de 3 kilómetros. Para esto utilizó un F-104G Starfighter dado de baja en la Luftwaffe.

7 comentarios:

ernesto Abus dijo...

el tu-95 tiene, según la wiki, una velocidad máxima operativa de 920 km/h

ernesto Abus dijo...

el tu-95, según la wiki, alcanza una velocidad máxima operativa de 920 km/h.

ruben dijo...

ernesto eres retrasado o que... aprende un poco quieres la velocidad maxima operativa es lo que soporta el avion cuando la sobrepasa se rompen las alas y cosas asi por ejemplo si estas a 5mil metros sobre el mar y te persigue otro avion vas en vertical para huir llegas a esda velocidad se parte el avion... el avion del que hablas no seguro corre 200km menos de su velocidad soportada como en su mayoria los aviones de helice

ruben dijo...

ernesto eres retrasado o que... aprende un poco quieres la velocidad maxima operativa es lo que soporta el avion cuando la sobrepasa se rompen las alas y cosas asi por ejemplo si estas a 5mil metros sobre el mar y te persigue otro avion vas en vertical para huir llegas a esda velocidad se parte el avion... el avion del que hablas no seguro corre 200km menos de su velocidad soportada como en su mayoria los aviones de helice

ernesto Abus dijo...

rubencito. En 1955 el segundo prototipo alcanza la velocidad récord de 993 km/h.
Esto es, a ver, genio matemático. 160,88 km/h mas rápido. Como lo logra? con cuatro pares de hélices de contrarotación, que giran a velocidades supersónicas.

David dijo...

Creo que el post habla de aviones con motores de pistón. El Tu 95 es un turbohélice, osea a reacción.

David dijo...

Creo que el post habla de aviones con motores de pistón. El Tu 95 es un turbohélice, osea a reacción.